Con el fin de visibilizar los efectos que ha tenido el coronavirus en las comunidades mapuche se formó un mapa digital donde se irá subiendo información actualizada. La idea fue desarrollada por periodistas de Mapuexpress e investigadoras de Cigiden, pero esperan contar con la colaboración de la población y los académicos de la zona.

El Colectivo de Comunicación Mapuche Mapuexpress colaboró con investigadoras de la línea “Cultura del desastre y gobernanza del riesgo” del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (Cigiden) para lanzar el proyecto “Mapeando Coronavirus en el Wallmapu”.

Este mapa digital busca hacer un registro actualizado de los efectos que va teniendo la pandemia en las comunidades mapuche y los ecosistemas naturales de sus territorios. En un principio se están monitoreando seis categorías que son interdependientes entre sí: control territorial, patrimonio sanitario, defensa espiritual, violencia política, avance extractivista y solidaridad territorial.

Patricio Melillanca, periodista del Colectivo Mapuexpress, explica que todas estas áreas son interdependientes. Pone el ejemplo de cómo las hierbas y medicinas ancestrales utilizadas por los y las Lawentuchefe y Machi, son obtenidas de los ecosistemas locales.

“Es necesario que los ecosistemas naturales, que para nosotros los mapuche son ecosistemas espirituales, se mantengan vivos y no sean destruidos. Entonces ahí la categoría de observar qué pasa con el avance extractivista es clave. Si se destruye el bosque, si se imponen represas hidroeléctricas (…), se está afectando directamente en la salud de la comunidad. Por eso el control territorial es clave en esta defensa, al igual que la observación y denuncia de la violencia política”, explica.

Colaboración como eje central

Los mapuche son el pueblo originario más numeroso en el país (10% del total de la población) según el Censo 2017 y la plataforma permitiría mantener informada a la población sobre lo que pasa a su alrededor en temas sociales, sanitarios, económicos o políticos.

Para esto, la idea principal es que se conforme un trabajo de colaboración con otros actores sociales, ya sean miembros de las comunidades o investigadores y académicos que trabajan en el territorio. La comunidad puede enviar información que será revisada por el equipo y luego subida a la plataforma de manera que quede georreferenciada.

“El proyecto surge y se desarrolla a partir de identificar una necesidad clara de monitorear este tema por la falta de información oficial, lo cual no ha permitido dimensionar el alcance que ha tenido la pandemia en el mundo mapuche y mucho menos que las comunidades puedan planificar o proyectar cuál será su futuro en el caso de continuar por mucho tiempo más esta crisis”, asegura el periodista de Mapuexpress y de Revista Territorio Sur, José Luis Vargas.

Sarah Kelly y Valentina Carraro son investigadoras de Cigiden. Kelly viene trabajando en Wallmapu desde hace años. Al ver cómo comenzó un control territorial y sanitario en las comunidades, se interesaron en saber cómo se vivía la pandemia en Wallmapu. Conocen bien el trabajo con mapas digitales, por lo tanto, se comunicaron con Mapuexpress y decidieron colaborar.

“He visto en mis colaboraciones con comunidades que los mapas sirven como herramienta para diagnosticar, sistematizar y para el diálogo. Creo que tiene el potencial de ser un aporte en sistematizar las necesidades territoriales y trabajar en tiempo real con información actualizada”, expresa Sarah Kelly. “Ellos sugirieron estas categorías que creen, según su experiencia, que muestran lo que está pasando en el territorio mapuche, vamos a ir viendo cómo van funcionando y reflexionando si están bien o si hay que modificar o agregar algo”.

Frente a situaciones de violencia vividas en el territorio durante estos meses, como la represión policial a hortaliceras mapuche en Temuco o la actual situación de prisioneros políticos en huelga de hambre, han surgido propuestas e iniciativas que van a ser visibilizadas por esta plataforma. Un ejemplo de esto son las barreras sanitarias que se han ido formando en las comunidades.

A pesar de que este mapa digital se originó con el fin de informar sobre el coronavirus, los colaboradores no se cierran a la posibilidad de que, si llega a funcionar bien, se pueda mantener para el futuro.

Fuente: El Mostrador

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *